Lore: Ángeles


Los ángeles son seres espirituales creados por Dios por una libre decisión de su voluntad divina. Son seres inmortales, dotados de inteligencia y voluntad. No obstante, habitan un cuerpo que ha sido bendecido por su espíritu, ése cuerpo es su canal para comunicarse y actuar en el mundo. Nunca tomarán el cuerpo de un ser con alma, su cuerpo les ha sido entregado por Dios.

Ellos no envejecen con el tiempo, más bien maduran a una forma perfecta con el pasar de sus buenas acciones y hazañas en pos del bien. El aspecto adolescente o aniñado que puedan tener es debido a que no han hecho suficientes méritos cómo para madurar su cuerpo. Los hombres fueron hechos a semejanza de Dios por lo que su aspecto es aún más cercano a Dios. La misión de los ángeles es amar, servir y dar gloria a Dios, ser sus mensajeros, cuidar y ayudar a los hombres. Ellos están constantemente en la presencia de Dios, atentos a sus órdenes, orando, adorando, vigilando, alabando a Dios y pregonando sus perfecciones. Son mediadores, custodios, protectores y ministros de la justicia divina. Los ángeles no son deidades, recuerda que una deidad puede ser tanto divina como maligna.

El cuerpo de los ángeles puede ser herido y morir junto con su espíritu dependiendo del daño y enemigo al que enfrentan, cuándo desaparecen totalmente se llevan consigo partes importantes del espíritu que les dio muerte. Su sangre se tiñe del rojo más vivo, su piel es tan suave como la seda, por lo que muchos llevan armaduras de oro y plata bendecidas. Poseen figuras atléticas y no robustas, de hecho, los cuerpos de ángeles varones suelen parecerse a los femeninos, no pretenden tener figuras toscas ni agresivas. Una parte de ellos conforman la vanguardia de los cielos y están dispuestos a morir con tal de proteger el paraíso. Finalmente, la idea de los ángeles representa el vivo sentido del poder de Dios.

Un ángel no puede ser considerado bueno o malo, sino un ser obediente de Dios y su voluntad, si se le ordena matar o ignorar, así él lo cumplirá. Dios no permite que los ángeles pasen mucho tiempo con los mortales ya que al ser ellos tan puros podrían llegar a enamorarse de la humanidad y realizar actos que impropios de su naturaleza. Un ángel, al igual que un dragón, es más débil cuando se rodea de humanos, sin embargo, su fuerza no radica en lo lejos que estén de ellos, sino en sus acciones y creencias, mientras más fuerte sea su espíritu, más fuerte se convierte llegando a no importar sí se rodea de humanos o incluso demonios. Llevan alas en sus espaldas. Estos instrumentos se pueden utilizar para el vuelo, pueden lograr velocidades inimaginables. Tienen la capacidad de procrear con otros ángeles, con humanos y con seres del mal, es por ello que los ángeles son celados cómo casi ninguna otra criatura por Dios y su esfera angelical. Aquellos ángeles que ya no son de la gracia de Dios se refugian en el mundo de los mortales y muy pocos son acogidos por Lucifer.

Su actitud para con los demonios es distinta dependiendo del tipo de ángel, aquellos ángeles jóvenes que desean transmitir amor y justicia suelen rehuir de lo maligno y sólo entrarán en conflicto si de ello depende su existencia o por mandato, por otro lado, aquellos ángeles de guerra se muestran excitados y llenos de bravura cuándo están en presencia del maligno, suelen atacar con fuerza implacable y gran control, debido a su habilidad y estilo no son proclives a mostrar interés por los problemas de la humanidad. Estos últimos no suelen vagar solos, sino con sus semejantes, caso contrario con los primeros que gozan de la libertad que Dios les brindó.


Con respecto a los ángeles de milicia, ellos no cuentan con una gran fuerza física, al igual que su contraparte maligna, su fuerza reside en su espíritu, fe y devoción por Dios. No obstante, su resistencia física al dolor es mucho mayor que la de los mortales, tienen la habilidad de sanarse en el tiempo y sus semejantes, suelen perder el control cuándo hacen sus cuerpos sangrar lo que hace que Dios los mire de reojo. Su adiestramiento consiste en dominar amas cuerpo a cuerpo que han sido bendecidas previamente. Un ángel no puede ser poseído en condiciones normales, únicamente cuándo haya perdido toda fe y su espíritu palidezca podría ser poseído.

El número de alas que ellos posean depende únicamente de lo cercano que sean de Dios, un par de alas en la cabeza significan son cercanos a Dios, las utilizan para cubrirse los ojos del fulminante resplandor que el señor emana. Dos alas en la parte superior de la espalda son el instrumento básico que Dios les dio a todos los ángeles. Un par de alas en la parte baja de la espalda son utilizadas por aquellos ángeles más poderosos físicamente para cubrirse el cuerpo de ataques mortales, éstas alas son tan resistentes como la piel de los Grandes Dragones. Un par de alas en los tobillos son para mantener una dirección adecuada cuándo se vuela a gran velocidad, por lo general se les otorgan a los ángeles mensajeros del Olimpo. Éstas alas al igual que las de cabeza son cubiertas por armaduras de oro y joyería bendita.

Aquellos ángeles qué por decisión propia habitan el mundo humano cambiaron sus alas de plumas blancas por las de algún animal o, mediante magia las cambian por las de algún insecto proporcionales a su tamaño que cumplen la misma función, pero que son mas frágiles. Éstos individuos suelen ser el canal entre el mundo natural y los cielos.


Los hay distintos, existen ángeles con dualidad en sus alas, éstos son considerados ángeles mientras los cuernos no les crezcan, este resultado es un misterio, algunos indican que se debe a la interacción entre una ángel y un demonio. A pesar de ello, Dios acoge a la criatura porque ella no comprende el origen de su nacimiento, por otra parte, la madre es desterrada del cielo y enviada con los humanos con sus alas mutiladas. Otra teoría es la de la reencarnación dual, se piensa que los espíritus de un ángel y un demonio se fusionaron al morir debido a una conexión profunda y misteriosa dando a lugar a un nuevo espíritu que fue retomado por algún Dios (Benigno o maligno) y sintetizado mediante magia en un cuerpo. Éstas criaturas mixtas mantienen rasgos angelicales y demoníacos, características atractivas para los ejércitos del cielo y del inframundo. Aquellos ángeles duales de guerra son vistos con recelo por el resto de ángeles de guerra.


Los ángeles negros existen, también son llamados ángeles caídos, son aquellos con alas de plumaje negro, aunque pocos, ellos son seres desterrados llenos de sentimientos negativos producto de convivir entre los hombres, planean hacer su justicia por donde se paren, infligirán dolor sí es necesario, mataran demonios por supuesto y sí algún ángel osa detenerles, sus alas blancas de rojo intenso se teñirán y de su bella armadura le despojarán. Éstos seres son indomables y poderosos, aprenderán la magia negra y draconiana, se adiestrarán cómo el más férreo guerrero sobre la tierra y su cuerpo moldearán para la batalla que planean. La característica más importante de los ángeles es la capacidad de posarse en los altos cielos sin ser destruido al instante, los demonios no pueden lograr esta hazaña. Sienten un odio profundo hacia los ángeles.
Un ángel negro muy poderoso es Olivía, misma que expresa su deseo por crear un nuevo mundo destruyendo el actual. Ella llama a un festival de sangre acusando a lo Dioses como sus víctimas para encabezar su nuevo orden. Insiste en hacerce de la victoria a base de un mar de sangre y advierte que sí algún miembro del clan palidece en su misión, ella misma le dará la peor de su muerte, su plan es esclavizar a la humanidad.

Previous
Next Post »

Agradecemos tu comentario. Show Conversion Code Hide Conversion Code Show Emoticon Hide Emoticon

Thanks for your comment