Lore: Demonios


En ésta ocasión veremos de manera muy superficial las características y todo lo que debes saber cómo manera adicional sobre los demonios de Shadowverse.

Mistarcia es un mundo mágico donde los seres humanos, dioses y demonios viven juntos, es en ésta tierra dónde el universo Rage of Bahamut se desarrolla.

Los demonios son seres de oscuridad de carácter inherente o constitución básica cómo lo son cosas o los cuerpos humanos. Son espíritus inmundos, crueles y malignos. Ello no les exime de poseer grandes mentes y transmitir conocimiento prohibido. Hay distintos tipos de criaturas que son consideradas demonios, supónganse vampiros, espíritus oscuros, personificaciones de los más bajos instintos y emociones además de la alta esfera demoniaca, díganse Dioses y sus subordinados directos. En Shadowverse se conjugan todos los demonios de las distintas culturas, por lo que podrás encontrar seres demoniacos de la cultura clásica griega, así como los de las religiones mas preponderantes.

Muchas por no decir que todas las representaciones demoniacas expresan un deseo insaciable por poseer, vejar o habitar cuerpos humanos vivos, éste deseo intenso los lleva a aventurarse entre los mortales y mezclarse en busca de sus candidatos perfectos, aquellas almas débiles a las que podrán molestar (incluyendo la hostigación sexual) o dañarlos. Algunos otros son más proclives a dañar el espíritu de los hombres y mujeres para adueñarse de ellos una vez sean rechazados en el cielo. No obstante, una cosa es clara; los demonios tienen un ardiente deseo por ocupar los cuerpos de los vivos. Los espíritus demoniacos son más bien asexuales pero que gozan con el aspecto sexual de los mortales (ya que ellos carecen de ello), inducen la perversión los más bajos deseos entre los hombres y mujeres, gozan la tortura sexual tanto cómo infligir daño físico.

El deseo por habitar un cuerpo vivo es más grade en los espíritus oscuros sin cuerpo, éstos preferirían encarnar en un animal antes de perderse al no encarnar a su tiempo. Los demonios parecen tener un deleite perverso en producir daño físico, dolor y sufrimiento, éste aspecto es aprovechado por la alta esfera demoniaca para reclutar aquellos más hábiles y resistentes para encabezar el gran ejercito del infierno. Aquellos demonios que sean capaces de dominar sus instintos más básicos cómo lo es herir violentamente su cuerpo para descargarlos sobre otros a voluntad, son muy valiosos para la supervivencia del inframundo.

Los demonios en general no son especialmente fuertes por sí mismos comparados con otras criaturas de fuerza colosal, más bien son habilidosos para explotar las debilidades del enemigo creando la oportunidad de poseer su cuerpo y de éste modo ganar su fuerza. A pesar de que pueden estar enamorados de su cuerpo a tal grado de cuidarlo, procurarlo y vestirlo recuerdan siempre (los más aptos) la importancia de su supervivencia. Pueden robar las memorias de los cuerpos que poseen y transmitir éste conocimiento entre los suyos. No obstante la capacidad de mantenerse peleando se le debe a su fuerza espiritual.

En forma de espíritu son invencibles para los mortales y solo desaparecerán si no son capaces de poseer un cuerpo vivo. En dicha forma pueden usar técnicas mágicas que hayan aprendido a lo largo de su existencia para lograr su objetivo, pueden ser heridos en ésta forma únicamente por la magia divina o por las plegarias dívinas entregadas a los humanos por los ángeles, ésta última defensa sólo suele ser efectiva con los demonios más jóvenes, o aquellos que no lograron contener sus instintos a tiempo.


La alta esfera demoniaca y sus subordinados está conformada por las más poderosas deidades infernales o por aquellos seres implacables que fueron poseídos en vida (incluye todas las formas de vida). Un objetivo de ésta parte del inframundo es la sola preservación y perpetuación de su poder hasta que Satán vuelva a encabezarlos. Satán se trasformó en la llave infernal que selló el poder de Bahamut en la gran guerra que disputó con la ayuda de Zeus y Odín, mismos que también se transformaron en la llave divina que selló a Bahamut. El segundo objetivo es el de proteger ésta llave y que nunca se reúna con su contraparte divina, ya que Bahamut quedaría en libertad de nuevo. Un objetivo tácito podría ser el recopilar conocimiento e información sobre cómo mantener a Bahamut encerrado y que Satán pueda ser liberado a la vez para poder encabezar su guerra contra los altos cielos mientras que Zeus y Odín se mantienen sellados (Esto es más bien mi apreciación desde que la maldad impera en el inframundo).

En algún otro post futuro detallare un poco más sobre la alta esfera demoniaca, ya que ella la conforman muchos demonios y seres poderosos.

Previous
Next Post »

Agradecemos tu comentario. Show Conversion Code Hide Conversion Code Show Emoticon Hide Emoticon

Thanks for your comment