La rebelión de Lucifer y la hazaña de Gabriel.


Uno de los pasajes más emblemáticos de la antigüedad de Rage of Bahamut es la derrota de Lucifer en manos de Gabriel y las tropas de Miguel. La historia es la siguiente:

El cielo, bajo el mandato compasivo del Padre, Hijo y Espíritu Santo, probó ser un maravilloso lugar de paz y alegría. Para llevar a cabo las órdenes de Dios, La Trinidad estaba rodeada de un océano virtual de innumerables espíritus ministradores, llamados Serafines y Querubines, o mejor conocidos como ángeles. Dios creó un extraordinario ángel para servir como líder de la multitud celestial entera, su nombre era Lucifer, que significa "portador de luz". Este querubín fue el más grande ser creado por Dios, y tenía la posición más cercana al trono de Dios. Cuando Lucifer pudo darse cuenta de su belleza y poder, su corazón comenzó a cambiar gradualmente; permitió que su enfoque se alejara de Dios, y dirigió su amor hacia él mismo.


Lucifer gradualmente comenzó a codiciar el poder de Dios, pero no su personalidad; al pensar en sus propias habilidades y belleza extraordinarias, los cancerosos tentáculos del orgullo y autoadmiración, cautivaron su mente. Este resentimiento y envidia, finalmente lo llevó a violar la sagrada Ley de Dios, y a rebelarse contra su gobierno.

El Señor sabe todas las cosas, incluyendo los pensamientos de sus criaturas; Él entendía exactamente lo que estaba pasando por la mente de Lucifer, y en amorosa piedad, Dios advirtió al descarriado ángel del peligro; pero al final, el orgullo y amor propio, no le permitieron a Lucifer arrepentirse. Así que eligió la rebelión total contra Dios, en vez de la humilde obediencia. ¿Cómo respondería Dios a esta crisis, cómo lidiaría con Lucifer, y los millones de ángeles que se unieron a su rebelión? Cuando Lucifer y sus seguidores llevaron su rebelión abiertamente, el Señor supo que no habría paz si se les permitía quedarse en el cielo. Debía ponerse un límite, tomar acción, y desalojar a los rebeldes. Pero Lucifer y sus seguidores nunca se irían por su propia voluntad o pacíficamente, el siguiente, paso era la guerra.

Aunque la voz popular en los cielos dice que fue Miguel fue quien derrotó a Lucifer, esto no es más que una mala interpretación de lo ocurrido. Los Arcángeles Miguel y Rafael hicieron frente a Lucifer al comienzo, y fue cuándo la guerra hizo separar las fuerzas celestiales entonces el Arcángel Gabriel se encontró frente a frente con Lucifer. Entre los millares de ángeles combatientes la batalla se desató aquél feroz combate. Belzebú, Mammon, Moloch y Belial combatían encarnizadamente contra el resto de los arcángeles, y el resto de la milicia celestial se encontraba defendiendo palmo a palmo todo el paraíso. Esta guerra fue como ninguna que los ojos mortales hayan visto jamás. Apocalipsis 12.4, nos dice que finalmente, Lucifer, y un tercio de los ángeles de Dios, fueron físicamente expulsados del cielo.

Fue el ejército de Miguel y gracias a sus órdenes que lograron derrotar a Lucifer. Es por ello que se le atribuye a él la victoria en la Primera Guerra en el Cielo. Es por haber enfrentado al mismo lucifer con clara desventajas (En términos de poder, Lucifer es más poderoso, incluso que el mismo Miguel), que se le atribuye la hazaña de haber luchado contra Lucifer al Arcángel Gabriel.



Previous
Next Post »

Agradecemos tu comentario. Show Conversion Code Hide Conversion Code Show Emoticon Hide Emoticon

Thanks for your comment