El Origen de los Elfos de Escarcha.


En el lore de Rage of Bahamut existen elfos clasificados de forma distinta, los hay oscuros, de luz, los clásicos elfos del bosque y aquellos que vivieron en sus carnes el odio de Sephirot al liberar al demonio primigenio. Éstos elfos tienen su particular historia, y aunque en las ilustraciones más recientes los puedes ver sonrientes y dichosos, en su inicio desgraciado no fue así.

Para hablar de ellos tenemos que remontarnos a su origen primigenio, recordemos que ellos fueron enviados por Yggdrasil junto con las Hadas al mundo de los hombres, ellos se asentaron en la montaña de Kafkuh mucho antes que bajarán las Hadas. Ellos exploraron el interior de la montaña y concluyeron que era un lugar muy mágico y de energías estremecedoras, Kafkuh era una montaña que se localizaba en las faldas de Yggdrasil en él entonces de aquel tiempo, una raíz de éste majestuoso árbol entraba hasta el fondo de la imponente roca gélida al norte del planeta.

Antes de que las Hadas llegaran bautizaron a éste lugar cómo el lugar más alejado de la Tierra debido a que en efecto se encontraba muy distante de las tierras en dónde se forjaría la historia épica de los Titanes. Ellos convivieron con los seres primigenios de la mitología nórdica, este lugar gélido era muy agresivo, sin embargo, los gigantes de escarcha tenían un miedo terrible por adentrarse dentro de Kafkuh (Dicha montaña sería conocida en un futuro cómo el lugar en dónde nacen los demonios) debido a ésta característica los elfos de escarcha se asentaron en éste monte mágico.

En éste lugar invernal no habitaban más de 100 ejemplares de estos elfos y su número iba en decremento; a pesar de que las enfermedades no hacen mella en su salud, sí lo hace la desolación y el sentimiento de estar rodeados de la nada absoluta, además su piel fina debía de soportar un frio terrible que se hacía sentir hasta los huesos, el clima modificó sus rasgos físicos dotándoles de un cabello azulado, ojos celestes o marinos. Ellos estaban sufriendo mucho cuándo las Hadas llegaron. Ellas ayudaron a los elfos dando sus vidas para cubrirlos de un encantamiento que los haría resistentes, a raíz de éste suceso los elfos de escharcha comenzaron a utilizar magia pura por primera vez. Estas dos especies estuvieron conectando sus lazos espirituales y decidieron ir a las tierras fértiles del planeta, pero la presencia de los titanes y la furia de los hijos del caos hacía que esta aventura fuera un trabajo suicida. Sin embargo, las hadas emprendían viajes solas al resto del mundo predicando la palabra de Yggdrasil, pero ellas no podían ponerse de acuerdo y sin querer crearon querellas que derivaron en expediciones por parte de extranjeros hacia Kafkuh en dónde a los ojos de los elfos estos seres morían en el intenso frío y aquellos que lograban posarse frente a la gran montaña eran asesinados por los ellos. Pronto surgieron problemas entre los Elfos de escarcha y las Hadas, pero nada grave. Las aldeas y villas de los elfos de escarcha comenzaban a notarse cada vez mas y sus imperios mágicos comenzaban a ser un mito codiciado.


Algún tiempo después este comportamiento de libertinaje por ambas especies fue castigado por Sephirot, ella hizo su aparición en la noche del más crudo invierno que los elfos de escarcha tengan datado, era tan crudo este pasaje que les era casi imposible respirar y tenían que mantenerse en sus casas resguardados de las brisas letales que bajaban del monte Kafkuh, Sephirot se fue al interior de la montaña dejando cadáveres de hadas por doquier y liberó al ser más espantosos que jamás habían visto, la oscuridad absoluta y las brisas heladas sirvieron para enaltecer el nacimiento de Rey del Hielo (Quién posteriormente se hace llamar Satán). Una enorme criatura de color ébano se izó en lo más alto de la montaña extendiendo sus majestuosas alas, su energía negativa penetraba en los más profundo de los corazones de los elfos. Todo el mundo quedó enmudecido. Éste malévolo ser destruyó las aldeas y mató a los elfos infantes, el odio de los elfos de escarcha junto a la desesperación de las hadas los llevaron a emplearse a fondo para combatir a éste ser los próximos mil años, sin embargo, iban perdiendo terreno con el tiempo y sus fuerzas se iban haciendo menos de a poco. Los sentimientos de protección y de celebrar la vida se apagaron para dar paso a la venganza y al odio infinito… De estos sentimientos nace Titania, Diosa creada a partir de la voluntad de los Elfos y Hadas mezclando a los mejores de su especie.


Ella era un ser de enormes proporciones que podía rivalizar con el Rey del Hielo, dicha Diosa logró dormir al Rey del Hielo en Taumiel por algunos años dándole tiempo a los Elfos y Hadas planificar su futuro, los elfos decidieron en un acto de responsabilidad y osadía quedarse para completar su venganza, sin embargo, para prosperar debían estar ocultos por lo que Titania abrió un portal a otra dimensión en el mismo lugar para ocultar a esta especie. En la puerta del portal en lo más alto de la montaña se creó El Santuario de Titania para resguardar el acceso. Dicha dimensión recibiría el nombre de Crystalia.


Es en esta dimensión alternativa en dónde la vida de los elfos de escarcha se desarrolla, lejos de los vicios de los Dioses, Demonios y los Mortales, al tiempo los deseos de venganza se apagaron para dar paso a un mundo prospero que se vio interrumpido una vez más a la muerte de Titania, a oídos de los elfos de escarcha llegó la noticia de que el Rey del Hielo de la mano de Sephirot habían terminado con la vida de aquellos seres que resguardaban la puerta a su dimensión por lo que sellaron dicho acceso.


Al tiempo, Daria, una bruja humana se apareció en la dimensión de Crystalia para llevarles la noticia con todos los detalles, ella les compartió el secreto de que así cómo había un Árbol de la Vida existía uno que era el de la Muerte, éste árbol oscuro nacía en los cimientos dimensionales de su nuevo mundo por lo que debían estar alerta y no tentar su suerte con los demonios que en un futuro podrían aparecer, les recomendó ocultarse en el más helado bloque de hielo y se marchó hacia Taumiel. A partir de estos momentos los elfos de escarcha decidieron cortar todo nexo con Yggdrasil ya que habían sido enviados a la tierra a merced del desafortunado destino que recibirían, redactaron manifiestos en los cuales recomendaban a sus descendientes no introducirse en las entrañas de Kafkuh una vez que regresaran a la dimensión original ya que allí se encontraba el mundo de los demonios.


En Crytalia muchas cosas han pasado y Rage of Bahamut les hace referencia cómo un lugar muy bello y con muy pocos problemas, esta parte de la historia sigue en proceso, y además no es muy interesante, por lo que dejo el post por aquí ya que he abarcado lo más importante del origen de los elfos de escarcha. Por ahí si te preguntas ¿Qué tan fuertes son estos Elfos de Escarcha? La respuesta es que son tan fuertes como muchos Dioses, ésta especie es única ya que mezcla las bondades de los elfos y las hadas en un ambiente hostil. Sin más, hasta la próxima.



Previous
Next Post »

Agradecemos tu comentario. Show Conversion Code Hide Conversion Code Show Emoticon Hide Emoticon

Thanks for your comment